RESEÑA "EL CORREDOR DEL LABERINTO"


Titulo: El corredor del laberinto

Autor: James Dashner


Traducción: Noemí Risco Mateo


Editorial: Nocturna Ediciones


Págs: 528


Precio: 17 €



Bueno, bueno, bueno. Parece que la tendencia de que nos encontremos libros protagonizados por vampiros que seducen humanos, hombres lobo, etc, está cambiando, ¡¡y a mejor!!


En mis manos he tenido el placer de encontrarme con un libro de Nocturna Ediciones, titulado "El corredor del laberinto" de la mano del escritor estadounidense James Dashner. Que con éste ya son cuatro los libros que lleva publicados y todos de gran éxito. Es el primer libro de una trilogía titulada "The 13th Reality" y en septiembre/octubre llegará a nuestro país el segundo volumen que lleva por título en inglés "The Scorch Trials" que en español viene a ser "Las pruebas de Quemadura". Asi que apuntaroslo en la agenda y que no se os olvide porque la 20th Century Fox ¡¡Ya ha comprado los derechos para la peli!! Y yo pienso tener mi entrada en primera fila nada más la estrenen aquí en nuestro rinconcito de sol.


Y ahora vamos a la historia. Aunque me gustaría comparar éste libro con otros del mismo género no lo voy a hacer porque creo que desviaría la atención del libro en cuestión.

Thomas, un chico que ha perdido la memoria, llega metido en una caja metálica a un lugar llamado "El Claro" donde no hay adultos, solo adolescentes. Allí descubre que se encuentra en el centro de un laberinto kilométrico y que están atrapados, supuestamente. Allí hace amistad con un chico menor llamado Chuck, el anterior chico más novato que él. Descubre que una vez al mes a la misma hora, llega un chico nuevo, y que cada mes a la misma hora reciben provisiones. Pero eso va a cambiar.

A la mañana siguiente de llegar Thomas, llega una chica, a la que creen muerta y les trae el terrorífico mensaje de que todo va a cambiar y que es la última que llega. No vendrán más. Para Alby y Newt que llevan la voz cantante del grupo, la llegada de la chica y del mensaje no traen nada bueno. Nada. Nunca había llegado una chica, siempre habían sido chicos. Y todo va a peor, como realmente pasa. La chica permanece en estado "latente o comatoso" varios días, en los que Thomas se esfuerza por encajar un poco en el grupo. Le dicen verducho, por ser el más reciente. Hay cosas que le parecen familiares, otras totalmente desconocidas. Y eso le desconcierta muchísimo. Descubre que nadie en El Claro tiene recuerdos de su anterior vida tras entrar por la caja metálica.

En El Claro han creado una pequeña comunidad de unas cincuenta personas. Hace dos años que se recuerde, que están llegando chicos allí. Han creado un estatus social entre peones y guardianes. Los guardianes, un jefe de cada gremio, forman el consejo. Los empleos son muy variopintos: embolsadores (enterradores), mediqueros (médicos), corredores (los que se dedican a recorrer el laberinto), etc.


Y ya que estamos en el tema del laberinto: cada noche a la misma hora las puertas del Claro se cierran. Por lo que los corredores deben regresar a casa antes de que esto ocurra, porque si se quedan atrapados por la noche en el laberinto, lo más seguro es que terminen muriendo. El laberinto no son solo pasadizos que recorrer, sino que hay criaturas allí dentro: las cuchillas escarabajo (espías de los creadores del laberinto) y los laceradores. Unos seres muy desagradables que te pueden convertir en taquitos de hacer sushi. Thomas querrá formar parte de los corredores, la élite de chicos en El Claro. Muchos se reirán de él, porque nadie ni en su primer mes, ni en una semana que lleva él, se ha convertido en corredor. Pero eso va a cambiar el día que comete una locura.

Cierto día, Minho, el guardián de los corredores, vuelve muy excitado por encontrar a un lacerador muerto. Alby, que es el líder en El Claro decide a ir con él a verlo con sus propios ojos. Pero la criatura mitad mecánica, mitad vete a saber el qué vuelve a la vida tras una irresponsable patada de Alby y les ataca dejándoles malheridos. Newt los espera con impaciencia en la puerta del laberinto, Thomas y Chuck están con él. Las puertas están a punto de cerrarse, pero ellos no regresan. Apenas cuando las puertas inician su mecánico cierre, aparecen. Minho llevando a rastras a Alby. Thomas no se lo piensa y sale al laberinto para ayudarles, Newt le grita que no lo haga, pero él se arriesga igualmente. Los tres terminan atrapados dentro del laberinto. Minho sufre una crisis de ansiedad y sale corriendo dejando allí al malherido Alby y al verducho Thomas, que no sabe qué hacer. Pero que se arma de valor para salva la vida al lider. Se las ingenia para trepar por la pared y colgar a modo de "bulto" a Alby a diez metros del suelo, él también sube y se queda allí agazapado. Los laceradores ya vienen... Y por arte de magia, Oh my God! ¡¡Los laceradores trepan por las paredes!! Así que se ve obligado a salir pitando para llamar su atención y que el bicho no se fije en que hay alguien más allí colgado. Pasará toda la noche corriendo por el laberinto siendo perseguido por esas extrañas criaturas salidas de la mente de un esquizofrénico. Se encontrará con Minho, que está bien y juntos se las ingenian para lanzar a los laceradores por el precipicio. Llega el amanecer y se sienten a salvo y vuelven a casa. Han conseguido lo que nadie había conseguido hacer. Sobrevivir a una noche en el laberinto con los laceradores sueltos. Thomas es puesto a prueba como corredor por su proeza/locura y creará un plan para salir del laberinto, porque, el tiempo se ha terminado. La chica se ha despertado y el fin se acerca...


Aída Albiar García


Por último solo señalar que ésta reseña la podéis encontrar en la web de la Biblioteca Imaginaria, también encontraréis otras reseñas, todas escritas por amigos míos y otros conocidos, a los que nos apasiona la lectura

No hay comentarios:

Publicar un comentario